Menú
Buscar
 

Contacto

  1. Inicio
  2.  
  3. Si eres un ayuntamiento: BIZIGUNE MUNICIPAL

Bizigune Municipal

Como sabes, una de las principales preocupaciones y demandas de la ciudadanía es el acceso a la vivienda a un precio asequible. En Euskadi contamos desde 2015 con una Ley de Vivienda que ha convertido el acceso a una vivienda digna en un derecho ciudadano, y que opta por el alquiler como fórmula preferente para hacerlo realidad. Se trata de un avance social muy sustancial que compromete a todas las instituciones vascas con competencias en materia de vivienda.

Concernido por esta realidad, el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco ha activado medidas tanto a corto como a medio y largo plazo para aumentar el parque de vivienda destinado al arrendamiento social.

Entre ellas se encuentra el programa Bizigune Municipal, una variante del programa Bizigune dedicada a activar pisos vacíos de particulares, cuyo objetivo es captar viviendas de titularidad municipal y ponerlas, a través de la Sociedad Pública Alokabide, a disposición de las personas que no pueden acceder al mercado libre de alquiler.

A continuación te detallamos las principales características del programa por si pudiera resultar de vuestro interés.

  • Pueden acceder al programa Bizigune Municipal las viviendas libres de titularidad municipal. Las viviendas se ceden a la Sociedad Pública Alokabide, mediante un contrato de usufructo, con una duración de 6 años prorrogables. Una vez cedidas, Alokabide se encarga de abonar a los Ayuntamientos un canon mensual de arrendamiento por cada una de las viviendas durante toda la vida del contrato de usufructo desde la primera cesión en arrendamiento.
  • En el programa Bizigune Municipal, la adjudicación de las viviendas las realiza Alokabide entre las personas inscritas en el registro de Etxebide, siguiendo las condiciones y baremación establecidas para el programa Bizigune. Los Ayuntamientos, no obstante, pueden incluir como requisito preferente el empadronamiento en el municipio, con un máximo de tres años de antigüedad.
  • Alokabide se encarga, además, de cobrar a las personas arrendatarias una renta que, en ningún caso, puede exceder del 30% de los ingresos ponderados de la unidad convivencial. El diferencial resultante entre el canon de arrendamiento que cobra el Ayuntamiento y la renta que pagan las personas arrendatarias es sufragada por Alokabide, que también se hace cargo de los impagos de la renta si los hubiere.
  • Así mismo, Alokabide se encarga de devolver las viviendas en óptimas condiciones, una vez terminado el contrato y de atender todas las incidencias técnicas de la vivienda, durante la vida del contrato.
  • Es decir, que con la puesta en marcha de este programa, Alokabide pasa a hacerse cargo de todos los aspectos del alquiler, tanto a nivel técnico como de trato con los inquilinos, así como del listado y proceso de adjudicación, cálculo y cobro de las rentas, las contrataciones de los servicios, la atención de las incidencias, y el mantenimiento y estado de conservación de la vivienda.
  • Además, es importante tener en cuenta que, para acceder al programa Bizigune Municipal, los Ayuntamientos no tendrían que hacer ningún desembolso económico para hacer frente, en su caso, al coste de las obras, reparaciones y puesta a punto de las viviendas para que puedan ser utilizadas, ya que Alokabide podría asumir la ejecución de esas actuaciones, hasta 18.000 euros, compensando su coste con el importe del canon de arrendamiento a abonar a la Entidad Municipal correspondiente.

El programa Bizigune Municipal es un buen ejemplo de colaboración entre instituciones para dar una respuesta efectiva a uno de los problemas que tiene nuestra ciudadanía, especialmente los jóvenes y las familias con menos recursos: el acceso a una vivienda digna.

Para información más detallada sobre el programa pueden contactar con Alokabide.

Euskadi, bien común